:: Geroa Pentsioak EPSV :: Origen

El envejecimiento es un reto para las sociedades de todo el mundo. Las personas viven más tiempo, mientras disminuyen las tasas de natalidad, provocando desequilibrios en los sistemas públicos de pensiones donde las personas trabajadoras actuales realizan cotizaciones para pagar las pensiones actuales.

 

El problema

El sistema público de pensiones de reparto donde los trabajadores y las trabajadoras actuales realizan cotizaciones para pagar las pensiones actuales, está fuertemente condicionado por la demografía puesto que el envejecimiento de la población se traduce en menos gente cotizando y cada vez más pensionistas, así como por la evolución económica debido a que las altas tasas de paro o los bajos salarios inciden directamente en el monto de las cotizaciones sociales.

Las soluciones

  • Aumentar los ingresos financiando parte de las pensiones a través de impuestos y mediante políticas de fomento de natalidad, de atracción de inmigrantes, así como de reducción del paro e incrementos salariales.
  • Reducir los gastos, con medidas como la reducción de las pensiones, la no revalorización de las mismas o el retraso en la edad de jubilación.
  • Complementar las pensiones. La mayoría de los países avanzados cuentan con un sistema de pensiones basado en tres pilares, el público de reparto, uno "de empleo" donde se ahorra en colaboración con la empresa en la que trabajas y otro personal.

Nuestro granito de arena

En la década de los 70 existía en Gipuzkoa el "Complemento Sidero", que complementaba con una renta periódica las pensiones más bajas en el sector del metal. En 1996, ADEGI y los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT, llegaron a un acuerdo en el sector del Metal creando GEROA donde se realizarían aportaciones compartidas de un 1,5% de los salarios para complementar las pensiones. Este porcentaje poco a poco se ha ido incrementando hasta llegar al 4,60% actual y extendiéndose a 20 sectores, dando cobertura a 1 de cada 3 personas trabajadoras de nuestra provincia.

Gracias a esto, en 2001 se comenzaron a pagar las primeras rentas que hoy por hoy, ascienden a más de 200 € de media al mes, lo que supone un 12% del importe de las pensiones públicas de nuestros socios/as. Pero no solo cubrimos la jubilación, sino que en los casos de Incapacidad o Fallecimiento el socio y la socia activa ve complementada su prestación con un Capital Adicional.

Equipo comprometido

Lo que empezó con seis trabajadores, hoy en día se ha convertido en un equipo de 22 personas comprometidas con nuestro objetivo eminentemente Social, por eso invertimos en base a criterios de Inversión Socialmente Responsable y fomentando el Tejido Industrial Vasco.