:: Geroa Pentsioak EPSV :: Origen - Historia
 

UN POCO DE HISTORIA

En más de 20 años de desarrollo, GEROA ha vivido cambios y transformaciones. Cambios que siempre hemos abordado con el principal objetivo de complementar mensualmente las pensiones de nuestros socios, impulsar la cultura de la previsión, así como aportar nuestro grano de arena al fomento del tejido industrial vasco.

Encontramos en los años 70 la semilla que dio origen a GEROA. En esa década se creó el "Complemento Sidero", una aportación realizada por trabajadores y empresas del metal para complementar con una renta periódica las pensiones de los trabajadores de dicho sector que no llegaran al Salario Mínimo Interprofesional, a sus cónyuges, fundamentalmente mujeres, hijos y familiares.

Años más tarde, en 1995, se firmó el Pacto de Toledo que abordaba una problemática derivada de los cambios que se preveían ya entonces en la demografía y que repercutirían en el futuro en la Seguridad Social.

Con este contexto y aprovechando los excedentes del Complemento Sidero, en 1996, ADEGI y los sindicatos ELA, LAB, CC.OO. y UGT, llegaron a un acuerdo sin precedentes: la firma de un acuerdo a través de la Negociación Colectiva para la creación de GEROA en el Metal, sector de referencia de la economía guipuzcoana, implantando así las mejores prácticas que a nivel de pensiones complementarias existían en el norte de Europa.

En ese primer año, cabe destacar que este sector se adhirió con aportaciones del 1,50%. Hoy en día, éstas se han incrementado hasta el 4,60%. Posteriormente, ha habido adhesiones continuas, llegando hasta los 20 sectores actuales, dando cobertura a 1 de cada 3 personas trabajadoras de Gipuzkoa y extendiendo así la previsión complementaria que hoy por hoy se está evidenciando como tan necesaria. Sin embargo, todavía hay mucho por hacer con estos datos, ya que en muchos de los sectores los porcentajes de aportación son todavía muy bajos y no permiten la consecución del verdadero objetivo de complementar las pensiones.

Pero el camino no siempre ha sido fácil y en 2012 la Reforma Laboral suscitó dudas sobre la vigencia de los acuerdos de aportaciones. Sin embargo, el año 2013 marca otro hito en la historia de GEROA ya que ADEGI y los sindicatos ratificaron la obligatoriedad de las aportaciones de todos los sectores adheridos a GEROA, tras un análisis jurídico de los acuerdos que las sustentaban.

Gracias a esta amplitud de miras que mostraron en su día los representantes sociales (ADEGI y los 4 sindicatos), a su buen hacer y entendimiento durante más de 20 años de historia de la Entidad, y al incesante trabajo de un equipo que comenzó con 6 personas y que en la actualidad componen más de 20, GEROA se ha convertido no solo en el referente de la previsión social sectorial a nivel de todo el Estado, sino que es tomada como ejemplo en varios países europeos como elemento potenciador de la economía local gracias a que dedica parte de sus activos a la inversión en las empresas vascas.

NUESTRAS PRESTACIONES

En el nacimiento de GEROA, las coberturas previstas eran la Jubilación, la Incapacidad y las derivadas del Fallecimiento. Solo dos años más tarde, en 1998, se incluyó una prestación de riesgo por accidente laboral, de tal manera que en el caso de que éste derivase en una incapacidad absoluta, gran invalidez o fallecimiento, el socio o su beneficiario recibiría una cantidad fija de 1.000.000 ptas. Este cambio supuso el primer paso para complementar aquellos imprevistos ocasionados durante la etapa laboral, gracias a la solidaridad de todos lo que aportaban.

En 2001 se incorpora el Capital Adicional en las prestaciones de Incapacidad y Fallecimiento en activo del socio trabajador. Gracias a esto, el socio o su beneficiario ve complementada su prestación con el importe de las aportaciones que hubiera realizado hasta la Edad legal de Jubilación, estableciendo un mínimo de prestación de 6.010 € en caso de Accidente Laboral para invalidez Absoluta, Gran invalidez y Fallecimiento.

Hasta ese año, las cantidades acumuladas por los socios eran muy modestas, pero la introducción de este Capital Adicional permitió introducir el pago de prestaciones en forma de renta, de acuerdo con la filosofía fundamental de GEROA que no es otra que la de poder compensar así la pérdida de poder adquisitivo de nuestros socios en su etapa como pensionistas y que ya marcaba el Complemento Sidero.
El importe de las mismas ha ido evolucionando desde los 60 euros iniciales hasta la actualidad donde coincide con la aportación máxima del año anterior.
Desde entonces, esa ha sido la forma de pago preferente de la Entidad. No obstante, en estos primeros años, en la mayoría de los casos las cantidades no han permitido generar rentas que permitan cubrir la esperanza de vida de nuestros trabajadores, por lo que la mayor parte de las prestaciones han tenido que ser abonadas excepcionalmente, en forma de capital.

A pesar de que la esperanza de vida en Gipuzkoa es más alta que la media estatal y por tanto que la de los modelos de cálculo utilizados, el carácter vitalicio de las rentas generadas hasta entonces no era apreciado entre los pensionistas de GEROA, en la creencia de que fallecerían antes de cobrar todos sus derechos.

Es por ello que en el año 2015 se produjo un cambio en la forma de pago de las prestaciones sin alterar la filosofía de la Entidad, y se pasa al abono en forma de Renta Temporal cuando los importes acumulados permiten cubrir a nuestros socios durante al menos 20 años, periodo similar a la esperanza de vida a los 65 años en nuestro territorio. En este nuevo modelo, el socio o sus beneficiarios siempre cobrarían la totalidad de sus ahorros.

LA INVERSIÓN

Otro de las características fundamentales de nuestra Entidad es el fomento del tejido industrial vasco, tratando de crear riqueza y empleo en nuestra propia zona de referencia. De acuerdo con este objetivo, en 1999 GEROA comenzó a hacer inversiones directas en empresas vascas, siempre teniendo en cuenta que, de acuerdo a la normativa vigente, la mayor parte de las inversiones de GEROA se realizan en mercados cotizados y cuidando en todo momento el binomio rentabilidad-riesgo.

Los esfuerzos de GEROA no se quedan únicamente en el ámbito de sus socios y, por eso, en 2002, dentro de la alianza con ELKARKIDETZA, se aborda la constitución de ORZA, a través de la cual se encauza la inversión que no tiene como destino los mercados cotizados. Uno de los puntos fuertes de ORZA es que, además de invertir en proyectos empresariales prioritariamente de Euskadi, ofrece ayuda y acompañamiento en la gestión de los mismos. Gracias a la solidez de esta alianza, ORZA no solo se ha consolidado, sino que además está ampliando sus líneas de negocio para dar cobertura también a proyectos empresariales de menor envergadura o nuevas empresas.
Siguiendo este camino, y reforzando su compromiso de apoyar el emprendimiento e innovación de las empresas guipuzcoanas, a finales de 2016 GEROA presentó en colaboración con ADEGI, las organizaciones sindicales y ELKARGI, dos nuevas líneas de actuación, invirtiendo, en primer lugar, en el capital de estas nuevas empresas y, posteriormente, facilitando su continuidad y arraigo. Asimismo en 2018 se añade una nueva línea de créditos a empresas locales a la ya iniciada en 2013 para socios emprendedores.

INVERSIÓN SOCIALMENTE RESPONSABLE

A finales de 2015, y continuando con el compromiso social de GEROA, la Entidad se adhirió a UNPRI (Principios de Inversión Socialmente Responsable), lo que le obliga a que sus inversiones incorporen criterios de responsabilidad social.

Desde entonces hemos seguido avanzando en nuestro compromiso, firmando en 2016 nuestra propia política de Inversión Socialmente Responsable y ponderando nuestras decisiones, no solo por criterios económicos sino dando especial importancia a los criterios sociales de Medio Ambiente, Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social.
Todo ello con el firme convencimiento de que GEROA es una Entidad que se vale de los mercados financieros, pero con un objetivo eminentemente social.

RECONOCIMIENTOS

Son muchos los reconocimientos que GEROA ha obtenido a lo largo de la historia, por su objetivo social, por su carácter paritario, por su amplia cobertura, por su especial hincapié en la Inversión Local, así como por sus resultados económicos y es, sin duda la Entidad de referencia tanto en Euskadi como en el Estado.

Pero nuestro ADN local no ha impedido que también a nivel internacional hayamos sido reconocidos, así, en 2014, 2017 y 2018 GEROA recibió premios de la prestigiosa revista IPE (Investment & Pensions Europe: líder en las publicaciones sobre pensiones a nivel europeo), y que elogiaba su papel pionero como entidad sectorial, destacando la buena gestión y los reducidos gastos.